La gran apostasía, David Wilkerson

Una de las características de los tiempos del fin es el abandono de un amor sincero por Dios y una consagración total a Él. Sean individuos o iglesias enteras, muchos son arrastrados por los engaños del diablo y hacen del cristianismo una forma de vida absurda y sin los principios divinos. La misma Palabra que da vida a los corazones humildes, es la misma que sirve de tropiezo a aquellos que quieren vivir para sus deleites; es decir, pretenden ser cristianos sin cumplir las demandas de Cristo.

Estos hombres son aquellos que apartándose del camino angosto, imponen sus propias palabras por encima de las de Dios. En su soberbia dicen tener la verdad aún cuando la Biblia reprocha y condena sus acciones; con todo y esto se dicen ministros, profetas, cristianos y no saben que la destrucción les está reservada. Éstos han traicionado la sangre que alguna vez los hizo libres y siguen en pos de pecados y vanidades.

Lo invitamos a analizar este video, para que a la luz de la Biblia su corazón sea escudriñado. “Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía (caída), y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición” (II Tes. 2:1-3).

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s