Encontrando a Dios en ambientes malos

Dios en ambientes malos
Encontrando a Dios en ambientes malos (Parte 1)

El efecto “chapulín” no únicamente se da con los políticos que brincan de un partido a otro y/o de un puesto de gobierno a otro. También se da entre muchos creyentes que “brincan” de una congregación a otra buscando mayores comodidades.

¿Qué provoca la migración espiritual? Algunos alegan falta de atención pastoral o alguna inconformidad en la administración de los servicios. Salvo algunas excepciones, este éxodo no se justifica. Dios puede ser adorado, escuchado y servido en los ambientes más difíciles que uno se pueda imaginar.

El niño Samuel fue llevado por su mamá a un ambiente nada recomendable para un infante recién destetado. Fue criado en una “iglesia” donde el ministro principal era un obeso anciano falto de carácter que ni a sus propios hijos podía disciplinar. Sus dos hijos, eran un par de “juniors” religiosos sin conocimiento de Dios, arrogantes y prepotentes con la gente, y por si fuera poco, cometían actos inmorales en la misma congregación. Estas y otras “lindezas” se narran en los primeros capítulos de 1 de Samuel.

Y en ese ambiente Samuel creció espiritualmente y fue aprobado por Dios al grado que le empezó a dar revelaciones especiales. Este joven con los años se convirtió en el profeta que ungió a los dos primeros reyes de Israel. ¿Cómo evitó contaminarse en ese ambiente poco espiritual? ¿Cómo logró ser luz en medio de las tinieblas?

Continuará…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s